Apuesta por el estilo nórdico

Muchas veces nos volvemos locos decorando y aportando elementos que al final terminan restando al conjunto. Tal y como se suele decir, "menos es más", por eso si buscas un cambio en tu hogar que sea ideal tanto para verano como para invierno, deberías seguir esta tendencia.

Los escandinavos saben muy bien lo que hacen y utilizan la luz natural para inundar toda la casa. Esto te proporcionará elementos positivos ya que, evitando colores oscuros o tejidos tupidos, multiplicarás la claridad e incluso ahorrarás en tu factura de la luz.

El blanco es el elemento más característico, sobre todo en básicos como pueden ser tus paredes, suelos o elementos visualmente grandes. El toque de color lo aportarás con tu mobiliario a base de textiles en sofás, alfombras, lámparas o incluso cuadros.

Y por último, utiliza elementos naturales como la madera en todas sus variantes de colores y diseños, ya que el objetivo es crear un espacio más acogedor y envolvente.

Te animamos a visitar nuestra sección de espacios, en los que puedes encontrar inspiración con este estilo que se adapten a toda tu casa.